"Fue en España donde los hombres aprendieron que se podí­a tener razón y ser vencidos, que la fuerza puede derrotar al espíritu y que hay tiempos en que el valor no es su propia recompensa".
Albert Camus.

No me callarán

jueves, agosto 17, 2006

Oscura cruz de Santiago... que dejó de brillar

Ya era hora, el último incendio que arrasaba Galicia ha sido apagado. Pero también han sido apagados miles y miles de eucaliptos, tojos, robles... dando lugar a la negra tierra quemada.

Galicia, otrora conocida por su verdor, ha perdido en menos de medio mes el 10% de toda su masa forestal, un delito ecológico sólo comparable con la tasa de pérdida de Selva Amazónica en Brasil.

Comenzaré con el titular de 20 minutos (completa aquí):

La Xunta cifra de forma oficial en 77.000 las hectáreas quemadas en 12 días de incendios en Galicia

El pueblo de Ezaro, en la Costa da Morte (A Coruña), amenazado por las llamas (Gabriel Tizón / EFE).

  • Pontevedra ardieron 38.500 hectáreas, en A Coruña 28.000, 8.500 en Ourense y 2.000 en Lugo.
  • Es la primera cifra oficial, de carácter "provisional, estimativo y con un 5% de margen de error".
  • La UE cifra el número de hectáreas de Galicia calcinadas por el fuego en 86.232.
  • El ejército se quedará todo el verano en Galicia.
Si, habéis leído bien, 77000 hectáreas. Es complicado inclus o de imaginar, debido a su enorme extensión (imaginemos un rectángulo de 77 km x 1 km de ancho, un verdadero trozo de selva que ya querríamos en Castilla...). Dejando un poco de lado la escalofriante cifra, analicemos un poco más: De las 77000:
  • 66500 he ctáreas han correspondido a A Coruña y Lugo.
  • 10500 hectáreas han correspondido a Lugo y Pontevedra.
Un momento... ¿No son A Coruña y Lugo las que mayor presión urbanística están sufriendo por ser las provincias con más costa? Casualidad... o no. Si se tiene en cuenta casi todos los incendios han sido directamente al lado de centros urbanos, las piezas comienzan a encajar. Y es que además de a bosque quemado, huele a ladrillo podrido. Muy podrido. Y si no, observemos la siguiente foto:
Playa paradisíaca, mar transaparente... un momento, aquí un Hotel va de puta madre.
Razonamientos como éste son los verdaderos actores en esta catástrofe. Todavía sigue la Ministra buscando sus pirómanos. A ella también deberían encerrarla en el manicomio, con los pirómanos, pues ese ansia de hacernos pasar por tontos lo ¿delata.

¿La solución a todo esto? . Muy sencilla: mano dura. Pero no contra ancianas de 73 años que no tienen interés urbanísitico, ni contra aquellos vagabundos, agricultores, mineros... que queman el bosque por el simple dinero que han recibido de quien tiene planes sobre esa zona; sino en los despachos, contra los mafiosos de las constructoras, las mafias llamadas inmobiliarias, y los al-capones recalificadores llamados "Concejales de urbanismo". Una buena redada contra la escoria-gentuza implicada en la promoción de este desastre, y ya veríamos como el año que viene no había incendios.

Salud.

Etiquetas: ,

0 Personas que no se callaron:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home



Ver estadí­sticas completas

 
Creative Commons License
Este blog está bajo licencia Creative Commons 2.5.

¡Combate el spam! Haz click aquí­!

Te veo...

RSS2 Feed  09 F9 11 02 9D 74 E3 5B D8 41 56 C5 63 56 88 C0