"Fue en España donde los hombres aprendieron que se podí­a tener razón y ser vencidos, que la fuerza puede derrotar al espíritu y que hay tiempos en que el valor no es su propia recompensa".
Albert Camus.

No me callarán

domingo, enero 28, 2007

Sobre Alcorcón y el altavoz mediático


Mucho se ha oído a lo largo de la semana acerca de los altercados de Alcorcón. Datos contrarios entre sí y artículos poco clarificadores han contribuído a la confusión general.

Es de destacar el vergonzoso papel de algunos medios de comunicación, que han defendido desde el principio que los episodios de violencia han sido fruto de la xenofobia y el racismo, llegando incluso a realizar paralelismos con los episodios del Ejido. Tal vez sea un ánimo de crear noticia donde no la hay, o de modificar la ya existente para llevarla por los derroteros del sensacionalismo, a sabiendas de que un supuesto arranque de racismo vende mucho más que una simple trifulca de fin de semana.

Para empezar, lo que vemos es ciertas personas españolas (sí, ya sé que para algunos de mente estrecha por ser inmigrantes ya no tienen derecho a ser llamados así) que se asocian en grupos paramafiosos como son los Ñetas o los Latin King. No hace falta reseñar la naturaleza violenta de dichos colectivos, capaces de adueñarse de instalaciones públicas o usar su superioridad numérica para imponerse. También hay que considerar el fanatismo de sus miembros, el cual lleva a enfrentamientos entre compatriotas de origen por el simple hecho de pertenecer a distintas bandas. En ese aspecto, no difieren demasiado de los jóvenes Nazis que pululan por nuestras ciudades: miembros reclutados desde jóvenes con el mismo fanatismo, la misma naturaleza violenta y actuaciones en grupo. Sólo difieren en la falta de ideología de los primeros.

Por otro lado vemos a los vecinos de Alcorcón no pertenecientes a esas bandas, que ven cómo los miembros de las (anteriormente mencionadas) bandas se aprovechan de su fuerza para acaparar instalaciones públicas, inducir al temor... y deciden actuar. No dispongo de los audios salidos en CadenaSer, pero una parte de los jóvenes vecinos movilizados son lo que se podría encuadrar como matones de barrio, como LMC (Los más cabrones).

La cosa no acaba ahí, sino que se produce una reyerta entre dos parejas de matones: una de ascendencia sudamericana, y la otra madrileña. El hecho, se comienza a amplificar comprobando la carnaza que se obtener del asunto, y se magnifica hasta el paroxismo, llegando a acusar de xenófobos a los propios vecinos. Todo esto genera una bola de nieve que, rodando y rodando, degenera en mayores manifestaciones de violencia y concentraciones multitudinarias.

Las acusaciones de xenofobia se desmontan por sí solas. En primer lugar, con la primera manifestación vecinal fue promovida por la coordinadora antifascista de Madrid, la cual no es conocida precisamente por su xenofobia. Se ideó hacerla en las publicitadas canchas de baloncesto de la discordia, y se pretendia el arrinconamiento del Latin King. Pero los medios, vieron racismo donde no lo habían y continuaron con sus machacones titulares. Finalmente, donde antes no había apenas tensión ahora se ha producido, y este fin de semana ni la policía ha sido capaz de contener los altercados.

Nadie se manifiestas ni se agrupa para nada, y mucho menos en un barrio obrero, tranquilo, multicultural y de izquierdas. Para ilustrar mi posición me gustaría reseñar un fragmento de cierto medio, que todo sea dicho, no es precisamente de mis preferidos, pero resume lo sucedido:

[...]Por su parte, dada precisamente esa tradición de militancia en la izquierda, los vecinos de Alcorcón no se dejan acomplejar por unas acusaciones de racismo y xenofobia que ellos mismos saben que no tienen fundamento y que no les conmueven ni les desactivan en absoluto.

Por su parte, a diferencia de El Ejido, Alcorcón es una ciudad integrada en un área metropolitana muy urbanizada, por lo que no existe el complejo rural de inferioridad que, por desgracia, todavía avergüenza a muchos ciudadanos españoles que viven en áreas rurales y que les lleva a procurar ser menos “garrulos”, a dar buena imagen de sí mismos en el exterior y a no ser noticia por hechos propios de la llamada “España profunda o negra”.

[...]la mayor parte de los jóvenes de Alcorcón son de origen obrero, y sólo el trabajo de sus padres o el suyo propio es lo que les ha proporcionado cierto bienestar, de manera que los inmigrantes constituyen un elemento aceptado por los trabajadores autóctonos[...]

Nota de prensa completa


La verdadera xenofobia es la de los grupúsculos de ultradercha que rodean satelitalmente a Falange, España2000, FuerzaNueva... que han aprovechado el río revuelto para pescar inigrantes. Estos no van a Alcorcón a hacer piña contra los Latin King, sino que fletan autobuses para darse a la caza del inmigrante, independientemente de cualquier otro factor que no sean sus rasgos físicos.
Otros en cambio, más mayorcitos y menos radicales, también aprovechan el río revuelto, esta vez para acusar al Gobierno de lo sucedido, pues por si no lo sabían mis sagaces lectores, Zapatero es el máximo culpable de todos los males que suceden en España (o del mundo entero si me apuran).
Estos son los que de verdad merecen el mayor de nuestros desprecios, al igual que los vecinos de Alcorcón el mayor de nuestros apoyos.

Etiquetas: ,

5 Personas que no se callaron:

  • También cabe reseñar los motivos que llevan a estos jóvenes a integrarse en bandas de naturaleza violenta como los latin kings. La marginación, la falta de oportunidades (muchas veces perceptual por parte de los propios jóvenes) y un futuro incierto hacen que vean en el miedo infundado y en la fuerza la única manera de sentirse importantes y respetados. En esto los medios de comunicación también contribuyen en crear algunos condicionantes negativos. Si continuamente ofrecen reportajes y noticias sobre bandas latinas, estas desarrollan mayor popularidad y, por lo tanto, mayor prestigio para estos jóvenes de los que he hablado.
    Expresar rechazo, una adecuada actuación policial (cosa harto improbable si conocemos sus habituales meteduras de pata) y evitar entre todos y todas la creación de la tan temida espiral de violencia son parte de los ingredientes necesarios para devolver la convivencia pacífica a esta ciudad.
    Confío en ello.

    Salud.

    By Blogger Des del Raval d'Elx, at 12:54 p. m.  

  • Yo también confío en ello. Ya se que me repito diciéndolo, pero ha sido siempre un barrio obrero, de izquierdas y tranquilo, donde el fenómeno del racismo y la exclusión simplemente no existe. Los que más daño están haciendo a la convivencia son los medios y la ultraderecha, tanto mediática como juvenil (la misma que va hacia allá sólo para cazar inmigrantes).

    Personalmente, no me gustan las bandas de Latin, al igual que tampoco me gustan las clásicas bandas de matones de barrio. Son un verdadero obstáculo para la integración, pues la exclusión comienza desde la juventud. Los motivos de su aparición sin embargo son complejos. Sin embargo, en barrios como alcorcón, según la opinión de sus vecinos no había exclusión, ya que todos formaban parte del mismo bando: obrero (información de segunda mano, no tengo ninguna más directa).

    Si bien, estoy de acuerdo contigo en que el ansia de noticia barata y vendible ha llevado a los medios a publicitar en exceso las bandas latinas, produciendo efectos contraproducentes.

    Salud y libertad.

    By Blogger Pablo Iglesias, at 4:57 p. m.  

  • Quizá sea por vivir de toda la vida en un barrio de los considerados "marginales" y "peligrosos", pero lo de Alcorcón no ha sido, al menos hasta que llegó la prensa y los oportunistas de turno, tan distinto de lo que ha ocurrido toda la vida: yo llamo a mi primo, tú a tu vecino, y al final se juntan dos grupos enormes a partirse el alma sin conocerse.

    By Blogger Betote, at 6:39 p. m.  

  • Es triste ver como al final vemos enfrentarse entre sí a aquellos que deberíamos estar unidos contra los que verdaderamente nos oprimen y violentan.

    Salud.

    By Blogger Des del Raval d'Elx, at 6:51 a. m.  

  • Mucho me temo que la unidad no se conseguirá. Lo más parecido a unidad de los oprimidos se produjo en 1917, en el periodo 1929-31, y en el 1970-1978. Aun así, en muchos casos fueron unidades parciales, pues siempre habrá quien defienda al privilegiado.

    Hoy por hoy es prácticamente imposible. Fútbol y TV se presentan como poderosas armas capaces de tener entretenida a la población, unido a un ritmo de vida lleno de ajetreos y preocupaciones que eviten disponer de el tiempo necesario para pensar. Bienvenidos a las bondades de la Era Bildeberg.

    Salud y libertad.

    By Blogger Pablo Iglesias, at 5:31 p. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home



Ver estadí­sticas completas

 
Creative Commons License
Este blog está bajo licencia Creative Commons 2.5.

¡Combate el spam! Haz click aquí­!

Te veo...

RSS2 Feed  09 F9 11 02 9D 74 E3 5B D8 41 56 C5 63 56 88 C0